¿Qué es?

Se trata un proceso, en el que los integrantes del grupo, no constituyen un equipo natural. Es decir, está formado por personas con intereses comunes o similares, que no tienen que trabajar por un objetivo en común.

¿Cómo se consigue?

Mediante la realización de dinámicas y actividades, e incluso preguntas dirigidas al grupo, que ayudan a la reflexión y posibilita un aprendizaje individual.

El grupo propone el objetivo deseado.